viernes , diciembre 14 2018
Home / Etapa Blogspot / Mi fallida carrera hacia el estrellato

Mi fallida carrera hacia el estrellato

Hace ya algunos años, en mi constante búsqueda de aprendizaje (ay güey, ¡qué mamila se oyó eso!) decidí entrar a un grupo de teatro que se reunía en la universidad. Y ahí estuve algunas semanas, en las que le entré hasta a clases de danza y expresión corporal. Ensayábamos un par de obras: en una interpretaría a un novio celoso (mmm… ahora que lo pienso, la neta no me costó mucho entrar en personaje) y en la otra a un secuestrador que se enamora de la chava que tenía prisionera.

Así que me aprendí mis diálogos. Ensayábamos y ensayábamos. Ambas obras tenían escenas de amor apasionado con besos y toda la cosa, pero por alguna razón eso yo nunca lo practicaba (o se nos acababa el tiempo antes de llegar a esa escena, o yo faltaba al ensayo, o la chava no iba, o ALGO siempre pasaba). Digo, no es que sintiera que me hiciera falta ensayar algo así (ARROZZZZ!!!), pero se me hizo curiosa esa situación.

Lo cagado fue que a dos semanas del estreno de la primera obra, me consiguieron una chamba en producción que sólo me dejaba tiempo para mis clases normales de la carrera, por lo que, como todo un actor profesional, tuve que dejar colgado a mi grupo de teatro y a mi profe (chin!!!). Ps no me quedó muy claro qué reacción tuvieron mis ex-compañeros pero todo ese mes me estuvieron zumbando los oiditos (jeje).

Y ese fue mi efímero paso por las tablas (chale). Y yo que ya me veía como el próximo Antonio Banderas…

“Lo siento, no doy autógrafos. ”

:p

Relacionados

Sonrisa falsa

El problema con arreglarse los dientes y que queden bonitos, es que algunos se sienten …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

eight + nineteen =