Martes , octubre 16 2018
Home / Etapa Blogspot / Nooo, pos sí…

Nooo, pos sí…

Con estos videazos en los que estoy trabajando últimamente, me he convertido en una criatura diurna cuya dieta nocturna consiste en lo que se pueda adquirir en las maquinitas de chuchulucos (léase cheetos, cacahuates enchilados, galletas, sodas y café). La comida ideal para mantener mi panza pulquera de buen tamaño.
Lo curioso es que mientras ya me estoy habituando a tragar las chatarras antes mencionadas, chambeo en unos videos que hablan de la importancia de una alimentación balanceada y nutritiva…
PLOP!
(Bueno, ya estoy trabajando en lo balanceado, ahora me trago 2 bolsas de frituras y 6 galletas, pero: ¿alguien sabe cuántas coca-colas me debo echar para cumplir con los requerimentos diarios de vitaminas? jeje…)

Relacionados

Kaluris, calores, prejuicios y popotes

Hoy fui a la oficina en bermudas y eso causó extrañeza y miradas burlonas de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

two × 2 =